Las facultades - técnicas y objetos:  Finales atípicos y perspectivas de tiempo (en las obras de Casa Cruz de la Luna)

 

 

Participantes en nuestras sesiones virtuales de “Las facultades” pueden haberse cuestionado si el final de la pieza fue un error.  La interrupción abrupta de la transmisión refleja la precariedad de nuestras comunicaciones mediadas, a la vez que intenta sugerir una sensación de jamaqueón de tiempo/espacio que también se palpa en las interacciones fragmentadas en la pieza.

Este final atípico se inserta en una trayectoria de últimos momentos que caracterizan las piezas de Casa Cruz de la Luna en los cuales se eluden prácticas de clausura, punto o felicitación para sugerir inconclusiones (comas, flechas, puntos suspensivos, signos de exclamación, de interrogación).  Estos “no-finales” también frecuentemente juegan con distintas relaciones de tiempo y espacios.  Así tenemos, por ejemplo:  los senderos que se bifurcan al final de "El cuento de la Mujer del Mar" de Manuel Ramos Otero (San Germán, San Juan, Nueva York, 2013) donde el público tenía que decidir a cual performero seguir abandonando el espacio escénico –o si, en vez, se quedaba en el teatro con el narrador-- ; las acciones infinitamente repetidas – los actores saliendo a saludar insaciablemente de nuevo y de nuevo al final de "The Marquis de Sade is Afraid of the Sea" (Teatro INTAR, Nueva York, 2018) – o la acción infinitamente prolongada – el beso voraz entre Luisa y Neno en "Quisimos tanto a Lydia" en el Ateneo Puertorriqueño, 2008; el tiempo de la errancia, marcado por la ambulación sin destino fijo por las calles de Morelia siguiendo al personaje de Él en "El piano" de Pepe Liboy (México, 2009); el momento congelado en la imagen violenta de Ella al tocar al piano/hombre en "El piano" de Pepe Liboy (San Germán, 2007);  la acción escénica formal disolviéndose paulatinamente en actos comunales entre actores y público como en "Hagiografías" (Centro de Bellas Artes Santurce, 2017) y "Venus y el Albañil" de Nara Mansur Cao (Festival de Teatro de La Habana 2019). 

 

Una cita del director polaco Tadeusz Kantor (1915-1990):  “El tiempo lineal no te va a salvar.”

articulo finales foto.jpg